Meriendas para adelgazar

Meriendas para adelgazar

Los ataques de hambre son muy comunes principalmente en las mujeres, los médicos y nutricionistas piensan que se deben a fluctuaciones en los niveles de insulina en la sangre, por ende, se debe hacer un control de las altas y bajas de la insulina.

¿Cómo se evitan los ataques de hambre?

Tanto si desean adelgazar o controlar tu peso los ataques de hambre hay que prevenirlos comiendo en forma frecuente, muchas dietas por esta razón aconsejan comer cada tres horas meriendas.

Meriendas para adelgazar y estar en forma.

Las meriendas deben de ser saludables no consumir postres o algo frito y salado. Es mejor optar por comer una merienda que contenga dos o más grupos de alimentos, fruta con queso, yogurt o nueces y semillas, una tostada con mantequilla de maní (cacahuate), una pieza de jamón de pavo con una ensalada chica, un batido de proteínas etc.

La clave: controlar el azúcar.

Si consumen mucha azúcar por las mañanas, panes o cereales con azúcar esto causa un aumento rápido en el nivel de insulina en la sangre, al bajar a niveles normales o bajos van a sentirte sin energía y el cuerpo pedirá mas azúcar en pocas horas, merienda de las 10 o 11 al igual que por las tardes.

La dieta debe incluir tus comidas favoritas, modifica tus propias recetas en comidas saludables, no te impongas prohibiciones que resulten drásticas, planificar tus menús y mide las porciones.

Al medir las porciones de tu pastel de queso y tus chocolates se podrá comer un poquito de ellos cuando tu lo desees.  No se puede bajar de peso sin reducir el número de calorías que se consumen, tampoco podemos comer solamente lo que nos gusta, pero se puede modificar nuestras comidas e incluir porciones razonables de nuestros antojos.

Ejercicio para incrementar la energía.

El ejercicio ayuda a aumentar el nivel de energía y a evitar estos ataques de hambre incontrolables.