Una correcta nutrición para prevenir la enfermedad renal

La importancia de una alimentación saludable, poca sal y ejercicio son esenciales para evitar la aparición de diabetes y enfermedad cardíaca, dos factores primordiales desencadenantes de enfermedad renal crónica.

Algunas recomendaciones para tener en cuenta para una correcta nutrición:

La enfermedad renal crónica daña en forma irreversible el funcionamiento de los riñones. Aflige al 5 % de la población mundial, el cuidado de la salud renal, la prevención es clave fundamental, debido a que la enfermedad renal progresa en forma silenciosa, sin una sintomatología que posibilite detectarla mejor en las primeras etapas de la enfermedad, ya que normalmente se detecta cuando ya es tarde.

Comer en forma saludable ayudará a mantener sanos los riñones; este es uno de los pilares de la prevención, la nutrición, que posibilite al mismo tiempo controlar la aparición de diabetes y enfermedad cardíaca, dos factores desencadenantes de enfermedad renal crónica.

Para tener un buen estado de los riñones, te damos una serie de recomendaciones a tener en cuenta:

  • Reducirla ingesta de sal a 5 o 6 gramos por día (una cucharadita de té), evite las comidas procesadas y no añadir sal a sus comidas.
  • Cocinar con ingredientes frescos.
  • Elabore comidas saludables, acatando un límite de calorías, crear un plan de alimentación saludable, que le posibilite comer sano, sabroso.
  • Beber abundante cantidad de agua, dos litros diarios.
  • Hacer una alimentación armónica, incluyendo 5 porciones de frutas y verdura de distintos colores, esto ofrecerá una correcta ingesta de vitaminas y minerales.
  • Incluir proteínas de alto valor biológico, huevo, leche, quesos y carnes magras.
  • Evitar el consumo de alimentos grasos.
  • Respetar las cuatro comidas diarias.

Disminuir el consumo de azúcar y los alimentos que la contengan.