Alimentación esencial para unas defensas de acero

La clave de una buena alimentación es que se pueden prevenir diversas enfermedades, el sistema inmune posee células que se benefician de los nutrientes que se consumen por medio de la alimentación y de esta forma incrementan su actividad.

Cuál es la alimentación esencial para incrementar las defensas

Comer en forma saludable se extiende más allá de que nos ayuda a lograr una buena imagen, porque mejora el funcionamiento del sistema inmunológico en los niños y en los adultos contra enfermedades como diarreas, trastornos inflamatorios intestinales o infecciones respiratorias bacterianas, entre otras.

La dieta, entre otros factores, restringe los mecanismos de defensa, el organismo precisa energía y nutrientes, al igual que las células del sistema inmunológico los necesitan para poder funcionar en forma adecuada y protegernos.

Los nutrientes que colaboran al sistema responsable a que controlar las agresiones que causan las bacterias, los virus y los parásitos son las vitaminas (A, E y C), los minerales (zinc, cobre, hierro, magnesio y selenio), los ácidos grasos (omega 6 y omega 3), las calorías necesarias de acuerdo a la edad, la actividad física y la contextura, y las proteínas de alta calidad, como las que nos brindan la carne, la leche, la soja, el queso y algunas combinaciones de alimentos, como un cereal con una legumbre.

El consumo diario de frutas, verduras, aceites vegetales, pescado y frutos del mar, y alimentos integrales, así como también los cereales o los panes, brindan beneficios para la salud.

También la incorporación de alimentos como los yogures, los quesos o cualquier leche fermentada, son muy beneficiosos, debido a que incluyen bacterias que brindan mejoría al tracto intestinal y fortalecen el sistema inmunológico. Esos productos brindan probióticos, microorganismos vivos que favorecen, principalmente contra las diarreas por bacterias y virus.