Medidas que debemos tomar para evitar la acidez

Para poder obtener una mejoría en el malestar digestivo, es preciso empezar por una buena selección de alimentos que gracias a sus propiedades naturales, colaboran a anular la acidez.

Deben introducirse en las comidas semanales platos suaves de arroz, zanahoria cocida y manzana cocida o asada, que gracias a su suave digestión colaboran a neutralizar la acidez y a que se desinflame antes la mucosa digestiva irritada.

En los desayunos o en los tentempiés, a media mañana o a mitad de la tarde, pueden incorporar copos de avena, ricos en mucílagos, un tipo de fibra con efecto emoliente.

¿Cuáles son las medidas que debemos tomar para evitar la acidez?

A la correcta selección de alimentos te sugerimos algunos consejos que te ayudaran a eliminar la acidez:

  • Repartir la alimentación en cinco o más comidas al día, para disminuir el volumen de alimentos por toma y no permanecer más de tres horas sin comer o beber algo, esto es de gran ayuda para mejorar las molestias estomacales.
  • Comer despacio y masticar muy bien cada bocado.
  • Dejar pasar por lo menos dos horas luego de comer o de cenar para ir a acostarse.
  • Optar por aquellos alimentos jugosos que no precisen casi nada de grasa ni cocción prolongada.
  • Disminuir el consumo de alimentos grasos y eludir los muy salados, ahumados o en escabeche.
  • Limitar las salsas muy grasas preparadas con huevo, exceso de aceite, nata o queso, tipo mayonesa, carbonara u holandesa.
  • Evitar alimentos que activan la secreción ácida gástrica tales como el café o los ácidos (salsa de tomate, zumos y frutas ácidas).
  • No consumir cantidades excesivas de azúcar o de dulces, debido a que hace más lenta la digestión.

Es más saludable utilizar el vinagre de manzana y el zumo de limón, al vinagre de vino para condimentar los platos, pueden emplearse como aliño de ensaladas, o como ingrediente de bebidas, el agua de limón o el jugo de zanahoria y limón. Las verduras como el ajo, la cebolla en todas sus variedades o el puerro se asimilan mejor cocidas que crudas.

Entre las hierbas aromáticas se encuentran el estragón, el eneldo, el laurel, el tomillo, el anís estrellado, el hinojo y el comino. Si desean utilizar especias en el cocinado de las recetas, es necesario recordar que las pimientas en sus distintas variedades y presentaciones (negra, blanca, cayena y verde), el pimentón picante y la guindilla no son aconsejadas para los estómagos delicados.