Las especias y su uso en las comidas

especias

Las especias y sus usos

El arte de condimentar los alimentos es tan antiguo como la aparación del hombre sobre la tierra. Nuestros ancestros descubrieron los primeros condimentos naturales como la sal y las sustancias azucaradas provenientes de la savia de algunos árboles. El uso actual que se le da a las especias en el arte culinario proviene de los romanos.

A pesar de que su valor nutritivo es casi nulo su uso moderado enriquece las comidas otorgándoles aroma, color y sabor y contribuyen a conseguir una digestión apropiada. Con tan sólo una pizca de estas especias es suficiente para realzar los sabores en las comidas.

Las especias se conservan de forma sencilla, se deben guardar en sitios frescos y oscuros y envasarlas en frascos herméticos para que no pierdan sus propiedades, sabor y frescura; además se recomienda mantenerlas conservadas por un período no mayor a 4 meses. No se debe abusar de las que son picantes o ácidas ya que pueden perjudicar nuestro organismo.

Para saber cómo utilizar algunas especias tenga como guía el siguiente listado:

  • Orégano: arroz, pastas, pizzas.
  • Albahaca: judías verdes, maíz, puerros, tomates.
  • Hierbabuena: caracoles, habas, judías blancas.
  • Laurel: comidas elaboradas con tomate (por ejemplo salsas), champiñones, carnes, setas.
  • Mejorana: cazuela de pescado.
  • Tomillo: pescado al horno.
  • Cilantro o perejil frescos: ensaladas y salsas.
  • Eneldo: ensaladas de pepinos, zumos de tomate.
  • Hinojo: en semillas para condimentar legumbres secas.
  • Comino: guisos, legumbres frescas, gazpacho.
  • Clavo de olor: carne asada.
  • Nuez moscada: postres de leche, purés de patatas, cremas de verduras.
  • Canela: postres y helados.

Foto: joi