El yogurt, un alimento rico y saludable

El yogurt, un alimento rico y saludable

La existencia del yogurt data desde hace más de cuatro mil años. En los comienzos del siglo XX se vendía en farmacias ya que era recetado por sus propiedades medicinales. En la actualidad se consume en todo el mundo como un alimento rico para acompañar el desayuno, merienda, colaciones y comidas.

El yogurt se obtiene de la fermentación de la leche y en su composición se hallan miles de microorganismos vivos beneficiosos para la salud. Posee una excelente fuente de calcio, magnesio y fósforo (minerales importantes para nuestros huesos).

Su consumo diario favorece a nuestro organismo en varias funciones:

  • Digestión: previene y controla la acidez estomacal, infecciones, diarrea y estreñimiento.
  • Flora intestinal: regenera la flora intestinal afectada por el consumo de medicamentos antibióticos.
  • Cáncer: reduce el riesgo de cáncer de colon y de mama, y previene la aparición de otros tumores.
  • Sistema inmunológico: sus bacterias vivas protegen contra infecciones y enfermedades de la piel.
  • Energía: suministra energía al organismo debido a su composición (carbohidratos, proteínas,vitaminas A y B, ácido fólico, calcio, fósforo, potasio, magnesio, zinc y yodo).

Existen diferentes variedades de yogurt:

  • los naturales sin sabor,
  • enteros,
  • con trozos de frutas, miel o cereales,
  • los que son bajos en calorías por estar elaborados con leche desnatada y edulcorantes en reemplazo del azúcar (utilizados con más frecuencia en dietas para adelgazar),
  • los que contienen fibra benéfica para prevenir el estreñimiento,
  • los “bio” (contienen bifidobacterias o lactobacilo L.casei) que benefician la digestión y aportan gran cantidad de nutrientes.

Foto: iLoverButter