Receta de garbanzos con calabaza al azafrán

El garbanzo se distingue entre todas las legumbres más conocidas por ser rico en Hidratos, es pura energía concentrada. Gracias a esta propiedad se lo considera como un alimento distinguido para formar parte de la dieta y de aquellas personas que realizan mucha actividad física.

Es una fuente muy importante de proteínas, hierro, magnesio, fibras, calcio, fósforo, ácido fólico, vitamina B1, manganeso y cobre.

Receta de garbanzos con calabaza al azafrán.

Ingredientes para 2 personas:

  • 125 grs de garbanzos.
  • 100 grs de calabaza.
  • 25 grs de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1/2 tomate al natural.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • 1/2 decilitro de aceite de oliva.
  • Una hebras de azafrán.
  • Sal y pimienta molida.

Preparación:

La noche anterior poner los garbanzos en remojo en agua templada con una pizca de sal. A la mañana siguiente deslavar los garbanzos del agua de remojo.

Poner en una cazuela agua limpia a calentar al fuego y cuando comienza a hervir, añadir los garbanzos.

Cocinar a fuego lento durante una hora quitando la espuma que salga del cocido.
Pelar la cebolla, el diente de ajo y la calabaza. Cortar todo ello en láminas. Trocear el tomate.

Calentar el aceite en una sartén al fuego y freír el diente de ajo, en ese aceite sofreír la cebolla y cuando comience a dorarse la calabaza y el tomate. Cocinar todo unos 5 minutos y añadir el pimentón, remover.

Rehogar  hasta que esté listo el sofrito. Incorporar el sofrito a los garbanzos y agregar también un pellizco de azafrán, salar.