Propiedades de la uchuva

Propiedades de la uchuva

La uchuva (nombre científico Physalis peruviana L) es una deliciosa frutas que se cultiva en diferentes partes del mundo, sus orígenes se encuentran en el continente americano, más precisamente en los Andes.

Su ingesta le brinda al organismo diferentes propiedades medicinales y nutricionales, características que la hicieron muy popular en muchos sitios y con muchos nombres, entre ellos uvilla, poga poga, tomate silvestre, coqueret du perou, alquequenje, tomatillo, etc.

Forma parte de la familia de las solanáceas, sus características son muy parecidas a la de la familia de la patata y del tomate.

La estructura interna de la uchuva nos hace recordar un tomate en miniatura. Su gusto es semiacido, su forma es redonda, su color es amarillento y su tamaño no supera los 2 centímetros de diámetro, para su protección viene envuelta en una cáscara muy particular.

Es usada para la elaboración de diferentes helados, yogures y glaseados. Cuenta con importantes niveles de pectina, lo cual lo hace ideal para la elaboración de salsas y mermeladas o jaleas, puedes ser consumida sola o en postres, en almíbar y acompañando otras frutas.

Cuenta con importantes cantidades de vitamina A, vitamina C, vitamina B además de contener proteínas, fósforo.

Tanto su fruta como sus hojas se emplean en la industria farmacéutica por contar con importantes propiedades que permiten purificar la sangre. Muchos profesionales la emplean para el tratamiento de afecciones de la boca y la garganta, otros la utilizan en el tratamiento de las cataratas.

Permite un correcto funcionamiento de los riñones, elimina los parásitos intestinales y destruye los tricocéfalos.

Es muy aconsejable la ingesta de la uchuva en personas diabéticas y con problemas de próstata. Gracias a sus contenidos de flavonoides se la puede usar como un calmante natural.