Aceite de oliva contra el cáncer

Se ha demostrado que el consumo de aceite de oliva ayuda a prevenir el cáncer o lo ralentiza. La investigación fue llevada a cabo por la Universidad Autónoma de Barcelona asegurando que el aceite de oliva ayuda a prevenir el cáncer o permite que la enfermedad avance de manera más lenta.

Cómo trabaja el aceite de oliva contra el cáncer

Esto es porque sus componentes permiten frenar la proliferación celular generando los cambios en la célula del tumor que le llevan a morirse, este proceso se llama apoptosis.

Desde hace miles de años el aceite de oliva está vinculado con la cultura de ciertas regiones y con un estilo de vida especial, además de incluirse en sus dietas, sobre todo en la región del Mediterráneo.

Para sacar sus conclusiones se ha investigado se tomaron en cuenta diferentes pruebas clínicas que se realizaron a personas que siguen una dieta en base a aceite de oliva, en ella se demuestran que los tumores son de menor grado de malignidad, también se reconoce que cuentan con propiedades muy buenas para el correcto funcionamiento del organismo.

Uno de los consejos que dan los expertos es nunca comer más de lo que puede consumir nuestro organismo, no solamente para evitar el cáncer sino para tener una buena salud en general.

Los profesionales aconsejan ingerir por lo menos entre cuatro a seis cucharadas soperas de aceite de oliva todo los días, la cantidad dependerá de la calidad del aceite, por ejemplo el aceite que se comercializa como ‘aceite virgen’ tienen todos los componentes necesarios.

Es muy importante el consumo de este tipo de aceite, y que empiece a ingerirse desde la niñez, así se irá adquiriendo una buena educación alimentaria.