El reloj de los alimentos, cuándo y qué comer

reloj de los alimentos

En la mayoría de los países desarrollados se realizan un promedio de tres comidas diarias. Según el reloj de los alimentos durante el día se aconseja consumir alimentos que posean nutrientes energéticos como los carbohidratos que necesitan de insulina ya que tienen mayor tolerancia a la glucosa, mientras que por la tarde y noche disminuye.

Por la mañana se recomienda la ingesta de pan o cereales mientras que al mediodía  se puede consumir arroz, pasta, legumbres, pan, patatas y sus versiones integrales.

En cambio por la noche se aconseja el consumo de alimentos proteicos como la leche, la carne de pollo, pescados y huevos ya que se asimilan mejor. Mientras dormimos se produce una mayor secreción de la hormona de crecimiento y de la melatonina. La hipoglucemia favorece la secreción de la hormona de crecimiento.

Consecuencias de no respetar el reloj de los alimentos

Si no respetamos los ritmos biológicos (comer, descansar, dormir) nuestro organismo sufre consecuencias como éstas:

  • Insomnio.
  • Falta de atención y concentración.
  • Cansancio.
  • Depresión.
  • Enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, obesidad, etc.

Aplicar el refrán “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo” tiene total sentido si se aplica con respecto al consumo de alimentos y control de peso. Más allá del valor energético de las comidas la ganancia y subida de peso siempre va a estar determinada por el momento del día en que son consumidas.

Foto: Gracias a Or Hiltch