Las falsas creencias en la dieta

higos

Algunas  falsas creencias en la dieta

Por lo general siempre se divide en dos clases los alimentos: los que engordan y los que no engordan, pero en realidad no es así porque un alimento por si sólo no tiene la capacidad de engordar, el valor energético lo determinan los macronutrientes y la cantidad que la persona consuma periódicamente.

De manera equilibrada y en proporciones normales uno puede comer de todo sin engordar.

Muchos creen que el pan, las pastas, las patatas, las legumbres y el arroz engordan; esta creencia es falsa, los hidratos de carbono deben ocupar el 55%  del total de calorías de la dieta. Lo que sí puede engordar es con qué acompañemos el pan, por ejemplo si le untamos mantequilla, embutidos o queso, o con alimentos ricos en grasa.

También es falso que el plátano, los higos, las cerezas y las uvas engordan. A pesar que cada 100 gramos aportan más calorías que otras frutas se pueden consumir en menor cantidad.

El agua que se consume durante la comida engorda: Es totalmente falso ya que el agua no aporta calorías, consumirla antes de las comidas puede producir sensación de saciedad, y durante las comidas puede provocar que la digestión sea más lenta.

Los alimentos integrales no engordan: También es falso, a pesar que aportan más fibra que los alimentos refinados la composición de sus nutrientes es parecida aportando las mismas calorías.

El aceite de oliva no engorda: Falso, aporta la misma cantidad de calorías que el resto de los aceites, por eso hay que tener cuidado al condimentar ensaladas y alimentos.

Y por último el creer que los alimentos dietéticos no engordan también es falso, por más que contengan menos calorías hay que consumirlos con moderación porque en exceso aportan la misma cantidad o más que el resto de los alimentos.

Foto: Gracias a davida3