Las semillas de calabaza y sus propiedades

Semilla de calabaza

Las semillas representan la dieta del futuro, debido a que son ricas en nutrientes, aceites y fibra con mucha calidad, la semillas de calabaza pueden consumirse en sopas, guisados y ensaladas o deliciosos postres.

Si se las combina con aceite de oliva, miel y yogurt natural obtendrá un delicioso aderezo. Las semillas de calabaza pueden eliminar las lombrices, ingiriendo una cucharada de semillas de calabaza en ayunas.

La artritis o los dolores provocados por el reuma obtendrán una mejoría, porque contienen ácido salicílico, consumidas en forma regular los niveles de colesterol disminuirán, ya que son ricas en Omega 3 y Omega 6, regulando también la presión arterial.

Su consumo está señalado para aquellas personas que padecen problemas de próstata, con una cucharada en ayunas se evitara el agrandamiento de la próstata.

Las semillas de calabaza controlan la diabetes, animan la secreción del páncreas reduciendo los niveles de glucosa en la sangre, eliminan la mucosidad, ideal para favorecer el sistema respiratorio.

Gracias a su efecto antioxidante ayudan a mantener una piel saludable, porque son ricas en vitaminas A y E.

Pueden ser consumidas crudas o tostadas y pueden ser un aperitivo delicioso, en salsas o en la elaboración de pan, bizcochos, galletas, etc.

Bebida vegetal de semillas de calabaza:

Ingredientes:

  • 1 taza de semillas de calabazas tiernas, crudas y peladas, remojadas previamente en agua pura durante 4 o 5 horas.
  • Melaza, piloncillo o azúcar morena al gusto (tratar de endulzar lo menos posible, puede omitir el dulce y beber sin endulzar).
  • 6 tazas de agua pura.
  • 1 cucharadita de canela o vainilla, en polvo.

Preparación:

Colocar los ingredientes en la licuadora y moler y luego colar. Si la preparación queda algo espesa, agregar un poco más de agua. Si queda muy liquida, agrega un poco más de semillas.
Para que no queden grumos en la leche, colar con un paño.

Puede reservar la leche que resta en un molde bien tapado en el refrigerador, y consumir en los siguientes 2 días o mezclar esta leche con alguna fruta por la mañana, la papaya, el mango y la manzana son ideales, un licuado muy nutritivo y además energético.