Fresas para fortalecer los glóbulos rojos

Un estudio ha comprobado la capacidad antioxidante de las fresas, el consumo sostenido de esta fruta es notable para mejorar la capacidad antioxidante del plasma sanguíneo y la resistencia de los glóbulos rojos a su fragmentación oxidativa.

Algunas variedades presentan una mayor resistencia de los eritrocitos frente al estrés oxidativo, muy valorable si se observa que este fenómeno produce serias patologías.

Los glóbulos rojos y las fresas

Lo más destacable es que sean parte de una dieta sana y equilibrada, dentro de las cinco raciones diarias de frutas y verduras.

Además se están estudiando las distintas variedades de fresas, porque cada una cuenta con su propias cantidades y proporciones de antioxidantes.

Las fresas ofrecen una enorme cantidad de compuestos fenólicos, como los flavonoides, que trabajen como estos antioxidantes.

Estas sustancias logran reducir el estrés oxidativo, un desequilibrio que se genera en algunas situaciones patológicas, como son la enfermedad cardiovascular, cáncer o diabetes, y fisiológicas, tal como nacimiento, envejecimiento, ejercicio físico, entre la agresión que generan las especies reactivas del oxigeno, los radicales libres, principalmente y las defensas antioxidantes del organismo.

De acuerdo a datos que se han reunido por la Universidad de Illinois, en los Estados Unidos, alrededor del 53% de niños de siete a nueve años optan por la fresa, ocho fresas suministran 140% de la cantidad de vitamina C aconsejada para le consumo diario de los niños.

Cuando la oxidación vence a la defensa antioxidante se origina el estrés oxidativo, que se encuentra en el origen de algunas enfermedades, pero además podría estar implicado en fenómenos como la velocidad a la que se puede envejecer.