Los niños y las bebidas energizantes

Es muy importante que sepas que los niños no deben tomar bebidas energizantes, cuentan con estimulantes y no son para nada nutritivas. Por eso son totalmente innecesarios. Se han llevado a cabo diferentes investigaciones al respecto, una de ellas fue realizada por pediatras, que esta bebida estresan el organismo de los pequeños, los pequeños solo deben consumir agua, zumos o refrescos, si llegan a consumir bebidas deportivas solo deben hacerlo en pequeñas cantidades.

Efecto de las bebidas energizantes en los niños

Las bebidas energizantes tienen estimulantes y cafeína, por lo que los niños son vulnerables frente a estas sustancias. Si se consumen periódicamente el organismo se perjudica, y nadie quiere perjudicar a los pequeños.

Si uno lee una lata o envase de bebida energizante, verá que en su composición existen diferentes ingredientes, entre ellos extractos herbáceos, que son peligrosos para los pequeños, aumentando su ritmo cardiaco, si bien no es lo normal, en algunos casos puede llegar a causar convulsiones.

Recientemente, en los diferentes medios de comunicación, se supo de un joven de 15 años que entro a la guardia de un hospital luego de haber sufrido un trastorno por déficit de atención con hiperactividad, causada por convulsiones luego de haber bebido dos botellas de 700 centímetros cúbicos de una gaseosa con altos niveles de cafeína.

Otra de las investigaciones recientemente realizadas en pequeños que consumen normalmente bebidas energizantes demostraron que en ellos aparecen algunos problemas que se repiten: convulsiones, delirios, trastornos cardiacos, problemas renales, problemas hepáticos.

Es importante que controlemos este tema y que les expliquemos a nuestros hijos lo peligroso que puede ser su ingesta, ya que ellos piensan que se trata únicamente de una moda sin medir las consecuencias que pueden tener para su salud. En el caso de los adultos, aconsejamos, que antes de tomar bebidas energizantes lo consulten con su médico y así poder medir las consecuencias.