Dieta disociada para adelgazar y controlar el peso

dieta disociada

La dieta disociada se basan en no tomar juntos en la misma comida los Hidratos de Carbono (arroz, maíz, pasta, patatas, pan, boniatos, tapioca o cualquier otro cereal) y la Proteína (carne, pescado, huevos, queso, leche, yogur, gluten o seitán, tofu, tempeh, soja, levadura de cerveza, alga espirulina, frutos secos, lentejas, garbanzos o cualquier tipo de legumbre o alubias).

El porque de la dieta disociada

Esta es una dieta que crece día a día tomando gran popularidad, ahora bien,  ¿por qué de no tomar juntos estos alimentos?, de acuerdo a las dietas disociadas, se debe a que cada uno de los alientos ordena un PH diferente en el estómago para poder digerirlos mejor y asimilar mas adecuadamente los nutrientes.

Una de estas mejores maneras de no mezclar se observa en las frutas, que se halla no mezclando tipos distintos de frutas y consumirlas fuera de la comida, salvo la pera y la manzana, las cuáles son consideradas neutras y por ende pueden comerse luego de las comidas.

En las dietas disociadas no se deben mezclar frutas dulces con ácidas. A diferencia de las frutas el yogurt y los frutos secos que son alimentos grasos y combinan perfectamente entre sí, entonces se pueden consumir como se desee.

Resultará muy sencillo llevar a cabo estas dieta disociada, solo hay que tener siempre presente es que no se debe mezclar Proteínas e Hidratos de Carbono, para lo cual solo se debe saber cuáles son los alimentos de un grupo y del otro, ser constante, comer en menor cantidad y sin mezclarlas proteínas y los hidratos de carbono, se estará haciendo correctamente la dieta mejorando la digestión, entre otros beneficios que esta dieta disociada te ofrece.