Cómo controlar los ataques de hambre

ataques de hambre

Muchas veces pasamos horas sin ingerir alimentos y creemos que así controlaremos el peso, sin embargo estamos contribuyendo a que en cualquier momento del día caigamos en manos de un incontrolable ataque de hambre y como consecuencia nos perjudique en la dieta.

Consejos para controlar los ataques de hambre.

  • Beba mucho líquido en el día, al menos 2 litros. Además de hidratarse le ayudará a bajar de peso ya que la sensación de hambre y la de sed en varias ocasiones se confunden, y a su vez ocupa lugar en el estómago.
  • Debe dejar la costumbre de probar lo que cocina teniendo a mano unos bastoncitos de zanahoria, unos trocitos de apio o unos daditos de manzana verde.
  • Incluya vegetales o pan integral en sus comidas o desayuno ya que son alimentos que contienen fibra y le van a producir saciedad.
  • Cuando se reuna con amigos no hable de los alimentos que no debe comer porque le provocará más hambre, evite que la comida sea su único tema de conversación.
  • Después de un día largo de trabajo o alguna otra actividad, cuando llegue a su casa beba agua y dese un baño, de esta forma al salir del baño se olvidará de ir derecho a la nevera y abalanzarse sobre la misma.
  • Ingerir una taza de caldo de verduras o una ensalada de hojas verdes antes de cada comida le ayudarán a disminuir el apetito y la cantidad de alimentos que consumirá luego.
  • Dese un permitido una vez a la semana, una pequeña porción de torta por ejemplo
  • Si está desesperada por comer algo dulce tenga siempre a mano en su nevera gelatina dietética.
  • No cometa el error de consumir sin límites alimentos bajos en grasa porque no la ayudarán a bajar de peso, es preferible darse los gustos en porciones pequeñas cada tanto.
  • Haga una lista de los alimentos que vaya a comprar, así evitará tentaciones e irá a la góndola indicada.
  • Lea siempre las etiquetas de los alimentos para saber cuáles son los convenientes para su dieta.

Foto: Gracias a Y