Dieta Atkins

dieta Atkins

En los últimos tiempos la dieta Atkins se ha vuelto muy de moda, mediante ella se trata de disociar los alimentos, muchos aseguran que es muy parecida a la dieta Montignac pero con algunas diferencias notables. Según los creadores de la dieta, la obesidad se encuentra relacionada con la forma en que nuestro organismo se encarga de metabolizar los azúcares y como actúa el mecanismo de la insulina.

dieta Atkins

Te recordamos que la insulina es una hormona que se crea en nuestro páncreas y nuestro organismo la emplea para mantener estable el nivel de la glucosa en nuestra sangre. Dentro de las diferentes funciones de la insulina se encuentra el hecho de que se encuentra vinculada con la serotonina, otra hormona que está vinculada con la sensación de la saciedad.

Para Atkins las personas obesas tienen problemas dentro del funcionamiento de estas hormonas. Normalmente se siente hambre cuando desciende el nivel de azúcar en su sangre, así al ingerir alimentos, la glucosa pasa a la sangre y el páncreas genera insulina para que la glucosa llegue a las células y el nivel de insulina disminuya, cuando pasa esto el nivel de serotonina se eleva y aparece la sensación de saciedad, de esta forma ya no tenemos más ganas de comer.

Si el organismo no trabaja correctamente tu páncreas segregará más cantidad de lo normal de insulina que causará un exceso de absorción de la glucosa por lo cual tu cuerpo lo guardará como grasa. Esto provocará que el nivel de sangre disminuya y en poco tiempo volverás a sentir apetito, este proceso se denomina hipoglucemia.

Etapas de la dieta Atkins

La dieta Atkins se divide en tres etapas diferentes: etapa de inducción, etapa de pérdida progresiva de peso y etapa de mantenimiento.

  • Etapa de inducción: esta etapa dura 14 días y en el se busca sacar todos los hidratos de carbono de la dieta. Se tomaran los hidratos de carbono del hígado y los que están en los músculos de manera de glucógeno, esto se logra en 3 ó 4 días, luego de ello se empiezan a usar las grasas almacenadas y bajaras notablemente de peso. En esta etapa solo se podrán ingerir cerca de 20 gramos de hidratos de carbono todos los días. Al terminar esta fase notaras que tu apetito disminuyó significativamente.

Podrás ingerir: carne, mariscos, pescado, aceite, mayonesa, mantequilla, huevos, quesos, agua, café, infusiones.

No podrás ingerir: azucares y derivados, harinas, pastas, cereales, legumbres, patatas, féculas, frutas, leche.

  • Etapa progresiva de peso: En esta etapa sólo se buscará mantenerse por debajo del peso inicial. En esta fase se busca comprobar a base de intento y error a ver como reacciona el cuerpo.  Hay que ser muy riguroso con la dieta y controlar todo lo que se come. No debes comer absolutamente nada que contenga hidratos de carbono.
  • Etapa de mantenimiento: en esta etapa podrás ingenierir algún alimento que te guste mucho, a esta fase se llega cuando ya se alcanzó el peso deseado.

Vía | Muy Delgada