Dieta South Beach (DSB) para perder kilos

Dieta South Beach

La Dieta South Beach unas de las dieta corta mediante la cual se puede llegar a perder entre 4 y 6 kilos durante los primeros 15 días de llevarla a cabo, la idea es mantener una alimentación balanceada en donde las frutas, granos, vegetales y grasas saludables son los protagonistas.

Esta dieta fue creada por un médico cardiólogo llamado Arthur Agarson (Director del Centro de Prevención Cardiovascular del Mount Sinai Center) y es una de las más aceptadas por aquellas personas que quieren bajar rápidamente de peso sin pasar hambre.

Este tipo de dieta es muy similar a la dieta Atkins donde las proteínas son primordiales, pero en esta dieta también se acepta la ingesta de algunos carbohidratos.

Dieta South Beach

El colesterol y la dieta South Beach

Por otro lado, la Dieta South Beach es muy buena para equilibrar los niveles de colesterol y triglicéridos, disminuyendo el colesterol malo y aumentando el bueno. Además mejora los niveles de insulina, un punto importante para tener una buena salud cardiovascular.

Para poder llevar adelante esta dieta son importantes tres diferentes etapas:

  • En primer lugar se deben controlar la ansiedad que lleva comer irracionalmente. Te aconsejamos que consumas carne, pollo, pavo, pescado y mariscos agregándole grandes cantidades de vegetales, huevos, quesos y nueces. Podrás tener 3 comidas balanceadas agregando una merienda y una ingesta a media mañana. Durante las dos primeras semanas no podrás comer pan, pastas, patatas, arroz, alimentos fritos, caramelos, tartas, postres, galletas, azucares refinadas. Tampoco podrás tomar bebidas alcohólicas.
  • La segunda etapa se empieza a partir de las segundas dos semanas. En este entonces ya se tendría que haber perdido 4 y 6 kilos, bajando notablemente la grasa abdominal. La ansiedad ya habrá bajado y la persona se sentirá mejor. En esta etapa se puede llegar a perder peso. Ya podrás comer pastas, arroz, pan, frutas, chocolates.
  • Durante la última etapa se busca establecer una dieta que sea correcta para el resto de tu vida. Ya no se trata de una estrategia sino de una forma de tomarse la vida. Si en esta etapa se aumenta de peso, podrás volver a la primera o segunda etapa.

En esta dieta, como en toda que tengas pensado llevar adelante, es imprescindible el control médico. También es importante saber que no es aconsejable llevar una dieta de por vida.

Vía | Lain Florida