Características de los granos integrales

granos integrales

Según lo recomendado por los nutricionistas y profesionales relacionados en la materia es muy bueno consumir granos integrales, así tu salud se mantendrá en excelente estado. Gracias a estos alimentos se podrán prevenir enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, por esa razón hoy hablaremos de los beneficios que tienen y de la mejor manera de cocinarlos.

Partes de los granos integrales

Para empezar te contaremos las diferentes partes de las semillas. La piel externa se denomina salvado y es el que cuenta con diferentes vitaminas, fibra y antioxidantes. El germen es cuando las semillas empiezan a crecer y se convierte en una planta (además tienen vitaminas, proteínas). El almidón de las semillas se encuentra en el endosperma, una de las partes que tienen energía. El grano tiene estas tres partes.

Durante el proceso de refinamiento se descartan el salvado y el germen, quedando solamente el almidón blanco. Al llevar adelante este proceso los granos perdiendo casi la cuarta parte de los nutrientes. Por esa razón cuando se fabrican las harinas se le agregan algunos minerales y vitaminas. Por esta razón los granos sin refinamiento o integrales tienen más nutrientes que los refinados.

Dentro de los granos integrales encontramos: arroz silvestre, arroz integral, harina integral, avena, cebada, centeno integral, trigo burgol, mijo, sorgo, tricale.

Una de las maneras de consumir más nutrientes es cambiar el consumo de los cereales integrales con los refinados. Por ejemplo, en vez de desayunar con el clásico pan blanco lo haces con pan integral.

Las granos integrales pueden emplearse para la elaboración de panes, galletas, postres, sopas, guisos, ayudando a incorporar más fibras al organismo.