Aceite de almendras

aceite de almendra

Las almendras tienen grandes propiedades nutritivas, además de tener la posibilidad de ser usadas dentro de la medicina y la cosmética. El aceite de almendra es usado desde la antigüedad, por sus propiedades curativas. Para su obtención se debe prensar a las almendras en frío y por extracción.

Características del aceite de almendras

Las almendras cuentan con un gran valor nutritivo gracias al importante contenido de vitaminas A, B y E, minerales y proteínas.

Dentro de los beneficios que nos aporta contaremos que el aceite de almendras es un excelente suavizante para la piel, además de ser hidratante y desinflamante. Muchas personas se colocan unas gotas de este aceite luego de la ducha, cuando podrá ser absorbida más rápidamente.

Otro de sus usos esta vinculado con la aromaterapia, se puede emplear como un aceite portador para diluir otros aceites esenciales. Ten en cuenta que su olor es muy suave y no es invasivo de otros aromas.

Puedes colocártela en las estrías o en lugares donde la hidratación es imprescindible. Si la usas sobre tu piel podrás hacerlo puro o diluido, mezclado con aceite de rosa mosqueta, germen de trigo, borraja.

El aceite de almendra suele usarse en el cabello brindándole suavidad y brillo. En estos casos aplica dos cucharadas sobre el pelo y cúbrelo con un gorro plástico, dejándolo actuar por 15 minutos y luego lavándote el cabello como de costumbre.

Si nos referimos a sus propiedades medicinales, es un importante antiinflamatorio. Muy usada para los problemas respiratorios. Se aconseja tomar una cucharadita de aceite mezclada con otros aceites vegetales. Es muy bueno para limpiar los tejidos de mucosidades. Además ayuda al sistema digestivo siendo un excelente laxante.

Todos sabemos que el aceite de almendras no es económico (comparado con otro tipo de aceite). Pero si lo vas a emplear en la parte cosmética puede resultarte más barato que algunas cremas que contengan este aceite.