Cuando realizar el Test de Alcat

Test de Alcat

Para realizar el Test de Alcat se debe extraer una pequeña cantidad de sangre de una persona obesa para su estudio. Este tipo de análisis se realiza en España por una cifra que ronda los 600 euros. Gracias a este tipo de estudio se puede detectar cuales son las sustancias que nuestro organismo no tiene la capacidad de tolerar, en muchos casos estos alimentos son desencadenantes de alergias escondidas que se pueden manifestar lentamente. Además, la intolerancia a ciertos alimentos puede provocar dolores de cabeza, congestión nasal, asma.

Recordemos que la obesidad tiene efectos secundarios en el organismo, es muy importante que una persona con sobrepeso acuda a un médico para poder llevar adelante una dieta especifica, además de una rutina de ejercicios acorde a las posibilidades de cada persona.

Gracias al Test de Alcat el médico nutricionista tendrá la posibilidad de saber que alimentos no son aconsejables incorporar en el plan alimenticio ya que por medio de ellos se puede provocar un equilibrio en el organismo.

Efectos en la alimentación del Test de Alcat

Si bien el Test de Alcat es muy útil debemos tener presente que no es bueno obsesionarse con él, por dos razones. La primera es que si no se lleva a cabo y se supervisa por un profesional, las personas pueden empezar a sacar de su alimentación alimentos esenciales privando al cuerpo los nutrientes que necesitan. En segundo lugar las personas pueden llevar a obsesionarte con los alimentos que están prohibidos.

Recuerda siempre que la disminución de peso no implica descartar de la dieta alimentos básicos sino tener una conducta global en la que influyen diferentes puntos: la dieta sana y equilibrada, la rutina de ejercicios y tener una buena salud.