Por qué no debemos tener un desayuno equilibrado

desayuno equilibrado

El dicho: ‘Ni tanto ni tan poco’ puede adaptarse perfectamente a la cantidad de alimentos que debemos ingerir a diario durante nuestro desayuno, lo que podría ser un desayuno equilibrado. Siempre se ha dicho que el desayuno es una de las principales comidas del día, que mediante ella podremos adquirir todos los nutrientes que necesitamos para tener un día con mucha energía, y si bien esto es cierto, una reciente investigación llevada a cabo por científicos alemanes demostró que desayunar demasiado no permitirá disminuir la cantidad de calorías consumidas a los largo de la jornada.

Desayuno equilibrado y desequilibrado

Si estas buscando perder peso debes tener un desayuno equilibrado, este es un punto que debes tener presente. En casi todos los hogares el desayuno es un ritual. Por ejemplo, en algunos países es normal comer salchichas y tocinos, en otros prefieren comer frutas, otros panes con dulces y algunos otros beben una infusión sin acompañarla de alimentos sólidos. Pero no todos podemos adaptarnos a estos desayunos, si viajas a México y te sirven temprano a la mañana un plato de huevos acompañados con fríjoles seguramente te caerá pesado para la digestión.

Además, muchas personas no toleran ingerir alimentos ni bien se levantan, prefiriendo tomar un café cuando llegan a sus trabajos, otros prefieren tomar un buen desayuno nutritivo antes de salir al trabajo y de no hacerlo se sienten mal. Si bien cada estilo de vida debe ser respetado, los médicos aseguran que desayunar es necesario y no debe pasarse de alto si estas a dieta o si prefieres dormir hasta el último momento y salir a las corridas.

Las personas que no desayunan no suelen tener buenos hábitos alimentarios al igual que las personas que no tienen un desayuno equilibradoademás suelen ser sedentarias o tener mayores índices de colesterol. La falta de desayuno esta asociada al aumento de peso y a diferentes riesgos de enfermedades cardiacas.

Pero el desayuno debe hacerse teniendo cierto criterio y buscando un punto de equilibrio, ya que tampoco es aconsejable desayunar excesivamente.