Consejos para reducir densidad calórica al momento de cocinar

reducir densidad calórica

Reducir densidad calórica mientras cocinas

Todos sabemos que al momento de comer un plato  de gran tamaño con una porción demasiado pequeña automáticamente nos está diciendo que comeremos poco, aunque no sea así, es lo que interpreta nuestro cerebro, por eso tener presente la densidad calórica para no resignar volumen a la hora de alimentarnos resulta muy importante, si tenemos sobre todo que perder peso.

Para no resignar cantidad debemos tener en cuenta:

Volumen  alimentario igual, menor cantidad de calorías, para ésto debemos reemplazar aquellos alimentos de gran cantidad de grasas por otros que nos aporten éste mismo nutriente en menor porción o de mejor calidad, como por ejemplo, si va a preparar algún plato con verduras, reemplace el aceite por aguacate, el mismo le estará brindando grasas en menor cantidad sin la necesidad de incrementar calorías con el aceite. Tenga presente siempre aquellos alimentos que contienen mucha fibra, como la patata, la batata y el maíz, que no contienen grasas, pero que en igual volumen poseen menor cantidad de calorías.

Volumen alimentario mayor, igual cantidad de calorías, acá se pueden aprovechar las sopas y caldos o guisos que contienen gran cantidad de agua, por ejemplo, una porción de pollo con ensalada para tener mayor volumen con el mismo valor calórico, podemos preparar una sopa crema de vegetales con trocitos de pollo picado, el plato resultará mucho más abundante.

Mayor cantidad de volumen alimentario menor cantidad de calorías, el ejemplo es simple, en vez de comer un gran plato de pastas con carne y salsa, prepare un plato de sopa con una cucharadita de fideos y muchas verduras y hortalizas, tendrá mayor abundancia en el plato, y muchas menos calorías.