Propiedades y beneficios de consumir frutas secas

consumir frutas secas

Consumir frutas secas y disfruta sus beneficios y sabor

Las nueces, avellanas, almendras, maníes, pistachos, y muchas otras pertenecen a la familia de frutas secas, las cuales todas tiene como característica en común que son un excelente alimentos para proteger nuestro corazón.

Entre sus aportes nutriconales, si bien encontraremos que todas poseen muchas calorías, en promedio entre unas 450 a 600 calorías, cada 100 gramos, encontraremos que son ricas en proteínas de alta calidad, grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, ácidos grasos esenciales, fibra, y sobre todo poseen un alto contenido de vitamina E y del complejo B. Además poseen minerales como, hierro, fósforo, potasio, magnesio, y fitoquímicos como la arginina o compuestos fenólicos y fitoesteroles, por lo que no deberían estar ausentes en ninguna dieta al menos, en pequeñas porciones o cantidades.

Entre sus más variados beneficios encontraremos, que las frutas secas son ideales para cuidar el organismo dada la alta presencia de ácidos grasos esenciales, sobre todo en las nueces, que protegen la salud cardiovascular, y gracias a la presencia de arginina, poseen un efecto que previenen contra trombos. Por otro lado dadas sus características, son un excelente antioxidante, con efectos terapéuticos que previenen el envejecimiento prematuro de las células.

Si bien como hemos dicho antes son de alto nivel calórico, se recomienda un consumo de 20 gramos al día o 3 veces a la semana al menos, y se las puede agregar en diversos preparados, crudas o tostadas, para disfrutar de todos éstos beneficios.