Los hidratos de carbono contra el estrés, la fatiga y el cansancio

fatiga y el cansancio

Combatir la fatiga y el cansancio

Hay quienes sostienen que aquellas personas que llevan una dieta rica en hidratos de carbono y reducida en cantidades de grasas, viven mejor y por muchos más años.

Llevar una dieta rica en hidratos de carbono, y sin contenidos grasos, le permiten a las personas perder peso más fácilmente y hacen que gracias a su alimentación se incrementen sus valores energéticos y se sientan mejor.

Las dietas pobres en grasa y ricas en hidratos de carbono, como pastas, arroz, cereales, vegetales y frutas, tienen menos posibilidades de padecer fatiga, cansancio, y estrés que aquellos que llevan dietas pobres en grasas, de bajo contenido de hidratos de carbono y que consumen muchas más carnes y lácteos.

Si bien muchas veces los hidratos deben reducirse en algunas patologías, y bajo seguimiento médico, tanto una dieta hipocalórica rica en carnes y lácteos, como una dieta pobre en grasas y alto contenido en hidratos de carbono (de origen vegetal), pueden permitirle al paciente reducir su peso significativamente si en las mismas no se consumen excesivamente grasas.

Los beneficios de los hidratos de origen vegetal, más allá de la pérdida de peso, es que le brindan bienestar al organismo en todo sentido, y aquellas personas que los consumen padecen menos de enojo, estrés, depresión, o síntomas relacionados con la baja energía en el organismo. Los hidratos de carbono elevan la serotonina en el cuerpo, que es un neurotransmisor  responsable de otorgarle al organismo la sensación de bienestar, y como el cerebro no mantienen reservas de glucosa, la ingesta de hidratos de carbono para su funcionamiento correcto es fundamental. Si bien el contenido calórico puede ser elevado, en muchos casos pueden ayudar si se los come moderadamente y distribuidos a lo largo de todo el día.