Características de los diferentes tipos de mermeladas dietéticas

mermeladas dietéticas

Mermeladas dietéticas

Las mermeladas en sí son conservas de frutas y hortalizas, que se obtienen mediante el agregado de agua y azúcar en la cocción, y aquellas que están industrializadas, además contienen colorantes, aditivos, gelificantes, acidulantes que mejoran su conservación.

Las mermeladas dietéticas, reciben ese nombre porque de alguna manera ha sido modificado alguno de sus componentes o reemplazado por otro, pero hay que destacar que por eso, no significa que contengan menos calorías, ya que muchas de ellas contienen el mismo valor energético que las mermeladas comunes.

Encontraremos 3 tipos de mermeladas dietéticas:

Mermelada dietética con fructosa; la fructosa es un hidrato de carbono de sabor dulce que puede reemplazar la sacarosa y el azúcar, en la etiqueta de éstos envases generalmente dice “mermelada sin azúcar”, y aportan la misma cantidad de energía que una mermelada común, son aptas para personas diabéticas ya que la fructosa no produce cambios en los niveles de glucosa en la sangre porque es absorbida rápidamente, pero no es recomendable para personas con triglicéridos altos, con obesidad o problemas de sobrepeso y en una cucharada poseen unas 50 calorías.

Mermeladas reducidas en calorías; las mismas están preparadas con parte de azúcar, o azúcar dietética, contienen menos sacarosa, ya que se reemplaza por edulcorantes artificiales y una porción de las mismas contiene unas 20 calorías.

Mermeladas sin azúcar agregado; son aquellas que solamente poseen en su contenido, la fructosa misma de la fruta y son las más recomendadas, ya que no solamente poseen menor cantidad de calorías, unas 10 calorías por cucharada sino que son aptas para personas diabéticas, con trastornos de obesidad, sobrepeso, y lípidos altos en la sangre, como el colesterol y los triglicéridos.