Tips para llevar un registro alimentario y perder kilos

registro alimentario

La técnica de registro alimentario verdaderamente puede ser nuestra aliada al momento de descubrir cuales son las fallas que no nos permiten perder el peso adecuadamente. Por eso os contamos como es la mejor manera de realizarlo.

Como realizar un buen registro alimentario

Es muy simple, para realizar un buen registro el secreto principal está en no mentirse, no se debe solamente anotar almuerzo y lo básico que se consumió, por ejemplo, si comemos un sándwich debemos registrar todo el contenido del sándwich y como estaba realizado, con queso, de que tipo de queso, si llevaba fiambre, cuantas fetas del mismo, si tenía vegetales, cuales fueron los vegetales, y si le agregamos algún aderezo.  Además hay que registrar con que se acompañó el sándwich, si bebimos gaseosa común, diet, que cantidad, si tomamos alcohol, etc.

El registro alimentario debe completarse apenas se termina de comer, y allí debe quedar acentado el horario en que se comió, la cantidad y el tamaño de las porciones de los alimentos que ingerimos, y sus características, si se realizaron con azúcar, con edulcorante, si se les colocó aderezos diet, bajas calorías, o se utilizaron aderezos comunes, etc.

Por otro lado se deben también anotar la cantidad de calorías aproximadas que se realizaron en cada comida, si fue suficiente para saciar el hambre, si se quedo con ganas de seguir comiendo, o definitivamente consumió un poco de alimentos porque no deseaba más.

Todo suma, hay que anotar las colaciones, a media mañana y a media tarde, ya que toda esa información, nos permitirá luego evaluar que comemos, como lo hacemos, saber en que momentos del día tenemos más hambre, reconocer si cometemos errores que no nos permiten perder peso, y además nos ayudará a distribuir mejor las comidas diarias, sabiendo que si en alguna hemos consumido menos alimentos, se puede compensar en la próxima para evitar que el hambre nos ataque y comer todo de una sola vez.