Las galletas saladas y sus aportes en la dieta

Muchos son aquellos que gustan de consumir las galletas saladas, ya sea a media mañana, con el desayuno o la merienda o a modo de colación durante el día, lo cierto es que es necesario conocer sus aportes nutricionales y tener presente como están elaborados este tipo de alimentos, si estamos buscando perder algunos kilos que llevamos de más.

Galletas saladas

En su mayoría las galletas saladas, están realizadas con harina de trigo, materia grasa (margarina, manteca, aceites), leudantes, emulsionantes, y azúcares, por eso la elección siempre dependerá de las necesidades de la persona y las indicaciones nutricionales del especialista, ya que varían según la marca y muchas poseen otros agregados como cereales, semillas etc.

Casi todas contienen en general un porcentaje de hidratos de carbono que va entre los 60 a 75 gramos, y entre 10 a 15 gramos de proteínas. Por eso siempre es recomendable, leer las etiquetas con la información nutricional, ya que de esa forma podremos consumirlas en cantidades moderadas y hacer elecciones correctas.

Hay que destacar que las galletas saladas poseen gran cantidad de sodio en todas las variedades, por lo que no son del todo recomendables en aquellas dietas o planes alimentarios que son hiposódicos, ( bajos en sodio), ya que en esos casos será preferible optar por las versiones que especifican ser bajas en este mineral, o que contengan en su etiqueta el logo que diga “SIN SAL”.