Alimentos recomendados en la dieta de un diabético

En la alimentación de una persona con diabetes deben existir ciertos cuidados, y la elección debe ser variada, siguiendo todas las recomendaciones que le de su especialista en nutrición, de todos modos no deben faltar ningún tipo de alimentos.

¿Cuáles son los alimentos recomendados en la dieta de un diabético?

  • Las legumbres, son recomendables, sobre todo los alubias de soja, por su alto valor proteico, vitamínico y presencia de minerales.
  • Las hortalizas, se pueden consumir sin restricción, ya que poseen un bajo contenido de hidratos de carbono, pimientos, brócoli, espinacas, lechuga, tomates, acelga, rabanitos, apio, berenjenas, berro, espárragos, hinojo, pepinos, zapallitos, zanahoria, alcachofas, chauchas, puerro, etc. se aconseja consumir con moderación, patatas y batatas.
  • Entre las frutas más indicadas, encontraremos la piña, las manzanas, el pomelo, el limón o lima, las cuales contienen antocianina, una sustancia que protege la visión y la circulación sanguínea. Por otro lado también se pueden consumir frutas secas, con moderación; pasas de uva, nueces, almendras, pasas de ciruelas, orejones etc. que son ricas en magnesio y zinc.
  • Los cereales, no deben faltar y el más recomendable es la avena, que se puede consumir en todas sus variedades.
  • Por otro lado, las sopas se pueden realizar mezclando verduras y procesándolas, pero no se deben utilizar caldos en cubos, sopas en sobre que no contengan bajo sodio y grasas, evitar colocarle queso rallado adicionado a la comida.
  • Una a dos veces por semana se debe consumir pescado, ya que es mucho más saludable que las carnes rojas y los embutidos.
  • No hay restricciones para las infusiones, té, café, mate, siempre y cuando se los endulce con edulcorante, y en cuanto a los aceites se deben preferir el de soja, oliva o canola, sin cocinar.
  • Los lácteos, deben ser desnatados, se deben preferir quesos blandos de bajo tenor graso, y se pueden emplear para realzar los sabores, todos los condimentos, ajo, cebolla, perejil, orégano, hierbas secas o frescas, especias, limón y vinagre.