Cómo alimentar personas con enfermedad de Alzheimer

Muchas de las personas con enfermedad de Alzheimer en la última etapa pierden sus condiciones mentales para preparar su propio alimento, sobre todo si la persona vive sola, o no está al cuidado de nadie, y sabemos que no alimentarse puede resultar verdaderamente peligroso, para cualquier persona, inclusive una que está sana.

Por otro lado la falta de coordinación tanto física como mental, puede llegar a ocasionar accidentes que pueden prevenirse, ya que son propensos a quemarse o cortarse fácilmente.

Por eso para quienes estén al cuidado de un paciente con Alzheimer, es necesario evaluar si se puede desenvolver solo y preparar su propia comida, o hacer del ritual una experiencia en la que ambos puedan disfrutar, se deben retirar aquellos elementos poco seguros, no dejar a su alcance elementos con filo, y asegurarnos en todos los casos que el paciente se alimente absolutamente como corresponde.

Es normal que éste tipo de pacientes no recuerde si ya ha comido, o aún no lo ha hecho, por eso en la última etapa de la enfermedad, deben ser alimentadas por la persona que se encuentra a su cuidado, por eso acá os dejamos algunos consejos, que serán de mucha utilidad.

Alimentar personas con enfermedad de Alzheimer

  • Prefiera aquellas comidas que el paciente pueda comer con la mano, y tenga presente que muchas veces deberá recordarle como debe comer, y masticar los alimentos.
  • La comida que le sirva debe estar cortada en trozos pequeños, sobre todo para prevenir que se ahogue, también puede licuarse la comida, o procesarla, obteniendo alimentos semisólidos.
  • Tenga presente que un enfermo de Alzheimer puede que no distinga alimentos fríos o calientes, y puede quemarse, por lo tanto asegúrese que la comida está a temperatura.
  • Sirva de a una las porciones, no llene su plato, ya que puede que no sepa que hacer, y siempre que pueda ofrezca líquidos tanto mientras lo alimenta como durante todo el día.