Propiedades de la salsa de tabasco y la salsa de soja

Estas salsas son utilizadas en diferentes platos para acompañar y realzar los sabores de los mismos, son excelentes condimentos, y se preparan con ellas marinadas, rostizar pollos, carnes y pescados, como también legumbres y vegetales.

Salsa de tabasco

Se elabora a partir de una base de pimiento chile de color rojo (pimiento envejecido o habanero)  y muy picante, además de vinagre y sal, la misma es ideal porque contienen pocas calorías, apenas unas 5 calorías por cucharada sopera, es una de las salsas más utilizadas en México en sus platos.

En cuanto a los aportes nutricionales de la salsa tabasco, que justamente recibe su nombre de uno de los estados de México, podemos destacar que el pimiento con el que se realiza nos brinda hidratos de carbono escasos, y es una excelente fuente de carotenos entre los cuales se destaca la capsantina, que es un antioxidante muy poderoso, por otro lado posee betacarotenos, que al prepararlos en ésta deliciosa y picante salsa se transforman en vitamina A. Entre los minerales que nos brinda encontraremos potasio y magnesio.

Salsa de soja

La misma se obtiene mediante la fermentación de la soja con agua y sal durante períodos de entre 6 meses a 5 años y esa fermentación recibe el nombre de shoyu. Es una de las salsas más antiguas que tuvo origen en China, y que hoy por hoy se utiliza para acompañar platos orientales, es una salsa con alta cantidad de sodio (sal) por eso no se recomienda su consumo en personas hipertensas o con problemas cardiovasculares, de ser posible hay que consumir aquellas que contengan en la etiqueta la leyenda que indique que es reducida en éste mineral.

Foto: Gracias a kenny_lex