Cómo mejorar la flexibilidad y agilidad del cuerpo

mejorar la fexibilidad

El estiramiento de músculos permite mejorar la flexibilidad y agilidad del cuerpo, además de la circulación sanguínea. También nos ayuda a prevenir daños, dolores y tensiones musculares cuando realizamos ejercicios.

Para tener flexibilidad en el cuerpo es necesario realizar algún tipo de danza o hacer ejercicios de elongación. Estos ejercicios se deben hacer después de los ejercicios de calentamiento muscular o al final de los ejercicios de resistencia.

Los ejercicios de flexibilidad son comúnmente ejercicios de ritmo lento, coordinados y precisos conservando la respiración normal. Cada ejercicio se debe realizar prolongándose hasta sentir tensión en los músculos que se están trabajando y mantenerlos estirados durante 30 segundos como máximo. Aunque al principio del ejercicio los músculos se sientan tensos, durante el sostenimiento se relajan de a poco.

Mejorar la flexibilidad

A continuación, detallaremos algunos ejercicios que te ayudarán a obtener mejor flexibilidad.

Estiramiento de hombros

  • Debes estar parada en forma cómoda pero recta, ubica los brazos hacia atrás y trata de unir los dedos de ambas manos. Muy lentamente y hasta donde puedas resistiendo la posición, eleva las manos. Conserva la nuca relajada y resiste la posición unos 20 segundos, luego repite.

El gato

  • Colócate en el piso boca abajo, sosteniéndote con las manos y las rodillas. Exhala despacio y a la vez contrae el estómago y baja tu cabeza de forma que la espalda se encorve (como un gato cuando se estira). Mantén la posición y después estira la espalda respirando despacio y vuelve a tu posición inicial. Repite varias veces.

Espalda baja

  • Acuéstate boca arriba en el piso con las piernas bien estiradas. Dobla la rodilla izquierda y tómala con ambas manos, llévatela hacia tu pecho hasta donde puedas. Respira tranquilamente y trata de tirar la rodilla cada vez más a medida que exhales. Repite el ejercicio 3 veces, luego estira la pierna, respira profundamente haz lo mismo con la otra rodilla.

Uno de los ejercicios de flexibilidad más populares es el que se hace de pie, tocando con las manos el piso sin flexionar las rodillas.

Recuerda que es muy importante que antes de realizar cualquiera de estos ejercicios debes calentar tus músculos.

Foto: Gracias a Canon in 2D