Mitos sobre métodos para eliminar la grasa abdominal

eliminar la grasa abdominal

Muchas mujeres, y hombres inclusive, desean tener un vientre plano y sin barriga. Ante ese problema de estética que padecen muchos, existen gran cantidad de productos y a su vez mitos que reducen el abdomen.

Eliminar la grasa abdominal

Entre los productos que prometen eliminar la grasa abdominal y tonificar el abdomen, encontramos los siguientes:

Fajas o aparatos estimuladores con electrodos

Estas fajas o aparatos estimuladores con electrodos funcionan a batería enviando vibraciones o masajes al abdomen y supuestamente con su uso lo reduce. Actualmente no está del todo comprobado que sea así, y es quizás por eso que las marcas cambien de diseño y artículo muy frecuentemente.

Aparatos que tonifican el abdomen

Dichos aparatos de seguro dan óptimos resultados si se los utiliza como lo recomienda el fabricante. Si tienes espacio físico en tu casa y dispones de mínimo 10 minutos por día, con seguridad notarás los resultados en pocas semanas.

Pastillas

Ya sean pastillas para adelgazar o pastillas para disminuir el nivel de cortisol en el cuerpo primero debes reducir tu estrés. El cortisol es una hormona que colabora en la acumulación de grasa en el abdomen. Científicamente no está comprobado que estas pastillas sean efectivas para tal fin.

Cremas y geles

Estos productos pueden complementar un buen ejercicio abdominal junto con una dieta baja en calorías, pero no ofrecen milagros por sí solas.

Fajas reductoras

Existen varias clases de fajas supuestamente reductoras. Las más utilizadas son las que comprimen el abdomen disimulando las grasas que allí se depositan, y las que te hacen sudar unos minutos al día. Estas últimas teóricamente no cumplen la función de quemar grasas sino de eliminar líquidos.

Lo cierto es, que de todos los productos que nombramos anteriormente, sólo hay dos métodos eficaces que reducen la grasa abdominal. El primero es el más sano pero que lleva su tiempo, y es el ejercicio abdominal conjuntamente con una dieta reducida en grasas; y el segundo que es el más costoso económicamente, doloroso pero con resultados a la vista; y es la liposucción.

Cualquiera de los dos que elijas, recuerda que para mantener un vientre plano tendrás que ejercitar esa zona de por vida y alimentarte sanamente.

Foto: Gracias a melissasims432