Dieta y alimentación mediterránea

dieta y alimentación mediterranea

La dieta mediterránea se basa en la alimentación dietética de algunos países del Mediterráneo; en especial de España, Italia, Grecia y Malta.

Su particularidad importante es la ingesta de alimentos vegetales y animales (frutas, verduras, legumbres, frutos frescos, aves, pescados, pan y cereales) y el aceite de oliva como fundamental fuente de grasa. También está incluida la ingesta moderada de vino.

La dieta y alimentación mediterránea se resume en base a los siguientes consejos para que se lleve a cabo:

  • Usar aceite de oliva para adicionar comidas.
  • Ingerir alimentos vegetales en abundancia.
  • Incluir en la alimentación diaria el pan y los cereales.
  • Elegir alimentos poco procesados y frescos para consumir.
  • Ingerir a diario productos lácteos, principalmente yogur y queso.
  • Consumir moderadamente carnes rojas, en lo posible en pocas cantidades dentro de la misma comida (por ejemplo guisados).
  • Consumir abundante pescado.
  • Ingerir regularmente huevos.
  • Tomar mucha agua y un poco de vino con las comidas principales.
  • Hacer ejercicios físicos a diario (gimnasia, caminatas, bicicleta, natación, etc.).

Para que la misma sea todo un éxito ten en cuenta lo siguiente:

  • No abusar del pan.
  • Evitar la ingesta de bollería y dulces.
  • Ante la intolerancia de algún alimento busca sustituirlo por otro similar.
  • Tomar 2 litros de agua al día para desintoxicar el organismo y disminuir la sensación de hambre.