Las semillas de sésamo y nuestra dieta

Las semillas de sésamo y nuestra dieta

El sésamo es una planta oleaginosa, sus semillas se cultivan en lugares secos y cálidos. Existen, en algunos países, diferentes colores de semillas de sésamo (blancas, negras, amarillas, grises y rojas).

Al aportar proteínas de origen vegetal, por lo que son incompletas; se deben combinar con otras proteínas de origen animal, cereales o legumbres; para así poder potenciar su valor proteico.

La semillas de sésamo proveen ácidos grasos de buena calidad y su aporte en lecitina contribuye a reducir y controlar los niveles de colesterol. Posee proteínas e hidratos de carbono y otras sustancias que proporcionan propiedades antioxidantes.

Contiene vitaminas del grupo B y E, cobre, cromo, hierro, fósforo y magnesio. Ayuda a mejorar la rigidez de las articulaciones, es aconsejable en el embarazo y la menopausia por su amplio aporte en calcio; también previene la infertilidad masculina gracias a su aporte en zinc; es útil en casos de hemorroides e irregularidades menstruales (amenorrea y dismenorrea). En la medicina china se utiliza para lubricar el corazón, el hígado, el páncreas, pulmones y los riñones.

Esta semilla al ser pequeña y poseer un sabor muy suave se puede incorporar en panes caseros o en las comidas sin alterar su sabor. Cada 100 gramos aporta 598 calorías. La ingesta diaria recomendada es de 25 gramos.

Foto: Gracias a foodistablog