Mitos sobre los alimentos dietéticos

Mitos sobre los alimentos dietéticos

Con el pasar de los años se ha acrecentado el consumo de alimentos dietéticos, y eso se debe a las nuevas tendencias en la moda, el cuidado de la silueta y la salud de las personas (sobre todo en la población femenina).

Los alimentos dietéticos poseen un 30% menos calorías que los de su origen. La disminución calórica se obtiene reduciendo la medida o reemplazando los azúcares o las grasas por otros ingredientes menos calóricos.

El hecho de consumir un alimento bajo en calorías no significa que sea adelgazante, más allá de que su aporte calórico sea menor algunos aún siguen siendo ricos en grasas y azúcares (mayonesa, quesos untables, paté).

El abuso de estos alimentos puede perturbar la salud incrementando el riesgo de inestabilidades alimenticias. Esto significa que si se reemplazan en su mayoría los alimentos habituales por sus versiones “bajas calorías”, como consecuencia pueden ocasionar una carencia de nutrientes importantes como los ácidos grasos (linoleico y linolénico), las vitaminas solubles y liposolubles en grasa (A, D, E y K) y los hidratos de carbono (cereales, patatas, legumbres, frutas y verduras).

Es muy importante leer las etiquetas de los alimentos antes de incorporar un producto dietético en la dieta, sobre todo la información nutricional y sus componentes.

Una alimentación sana, reducida en grasas y azúcares es una muy buena opción sin necesidad de acudir a estos alimentos dietéticos que por lo general son más caros y no tan sabrosos como a los que intentan parecerse.

Foto: Gracias a sushi♥ina