Infusiones curativas de mango

Infusiones curativas

Infusiones curativas de la esta deliciosa fruta

El mango es una fruta que además de su valor vitamínico (vitaminas B y C) posee un poder curativo. Algunas de las afecciones que pueden ser tratadas son:

  • afecciones en las encías.
  • dolor de muela.
  • escorbuto.
  • catarros.
  • enfermedades bronquiales.
  • acidez del estómago.
  • secreciones en la garganta.
  • congestión en las vías respiratorias.
  • afonías.
  • fiebre.
  • golpes o torceduras.

Una de las maneras de preparar el té de mango es hirviendo sus hojas en agua durante unos minutos, se escurren y se dejan entibiar. Su uso es externo, utilizándose como analgésico en caso de dolores por caídas o torceduras. Se aplica humedeciendo una compresa con el té y se localiza en el área dañada.

Este mismo té de hojas de mango también sirve para hacer enjuagues bucales en casos de afecciones en la boca, gárgaras para los dolores de garganta y su ingesta favorece la descongestión de los bronquios.

Si se debe hervir el carozo del mango en agua durante veinte minutos se puede realizar un té que ayuda a combatir los parásitos internos del organismo. Su ingesta recomendada es de tres cucharadas de este té por las mañanas previamente al desayuno.

Foto: Gracias a visualdensity