Propiedades nutritivas y beneficios de la mandarina

beneficios de la mandarina

Beneficios de la mandarina

La mandarina es una de las frutas preferidas por los niños ya que su jugo es dulce y refrescante. En su pulpa se hallan las vitaminas B y C , el ácido cítrico, azúcar reductora  y caroteno.

Su cáscara contiene aceite vaporoso y glucósido y sus semillas poseen aceites grasos, proteínas y sustancias amargas.

Entre sus propiedades medicinales se destaca su acción broncodilatadora y antiinflamatoria apropiada en los procesos de curación de heridas, colabora con el intestino y la asimilación de alimentos.

Con respecto a sus propiedades nutritivas, la mandarina se destaca con respecto a las frutas de su clase por su alto contenido de agua en su composición, adicionando poca cantidad de azúcar y calorías. La abundancia de fibra que se encuentra entre la pulpa y la piel es considerable, beneficiando el tráfico intestinal.

Dentro del aporte vitamínico que posee esta fruta se destaca la vitamina C (aunque en menor proporción que la naranja) colaborando en la constitución de colágeno, huesos, dientes, eritrocitos y beneficia la penetración del hierro de los alimentos y la reacción frente a las infecciones.

Otras vitaminas son el ácido fólico y la vitamina A; siendo esta última fundamental para la visión, la salud de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y la correcta función inmunológica. La combinación de la vitamina C junto con la vitamina A ejercen una acción antioxidante en el organismo.

Además predominan el ácido cítrico, potasio y magnesio. En menor cantidad contiene algunas vitaminas del grupo B y minerales (como por ejemplo el calcio).

Foto: Gracias a Muffet