Propiedades curativas de la naranja

naranja

La naranja es una fruta que forma parte de la familia de los cítricos. Esta fruta, además de ser tan conocida por su riqueza en vitamina C, posee una gran cantidad de propiedades curativas gracias a su aporte mineral y vitamínico.

Algunos de los tantos minerales que se hallan en esta tan rica y a la vez beneficiosa fruta son el hierro, el potasio, el magnesio, el fósforo y el calcio.

Beber su zumo con frecuencia ayuda a preservar la buena salud física de las personas. Su extracción se puede hacer manualmente o con exprimidores, y debe ser consumido al momento de servido ya que sus vitaminas y minerales se desvanecen naturalmente.

Las propiedades curativas de la naranja se evidencian en el tratamiento de las siguientes enfermedades:

  • Enfermedades bucales.
  • Reumatismo.
  • Gota.
  • Palidez de la piel.
  • Insomnio.
  • Difteria.
  • Estreñimiento.
  • Catarros.
  • Tuberculosis.
  • Taquicardia.
  • Cálculos en la vesícula biliar.
  • Jaquecas.
  • Tifus.
  • Fiebre.
  • Acné.
  • Mala digestión.
  • Falta de apetito.
  • Intoxicación.
  • Decaimiento físico.
  • Epilepsia.
  • Hemorroides.
  • Hipos reiterados.
  • Irritación intestinal.
  • Flatulencias.
  • Dolor abdominal.
  • Afecciones de la próstata.
  • Pancreatitis.
  • Afecciones de la vejiga.
  • Molestias urinarias.
  • Inconvenientes en la matriz y ovarios.
  • Cicatrización de la piel.
  • Obesidad.

Foto: Gracias a .:Siddhartha:.