Los aminoácidos esenciales

aminoácidos esenciales

Los aminoácidos son moléculas orgánicas que forman parte de las proteínas. Estos aminoácidos se dividen en dos grupos.

Por un lado se observan los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano puede dificultosamente simplificar una pequeña parte, y por otro lado están los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano no puede simplificar de ninguna forma.

Existen treinta aminoácidos distintos, los cuales veintidós de ellos se hallan en los alimentos que contienen proteínas (animales y vegetales). Dentro de estos tipos de aminoácidos se pueden confeccionar siete grupos diferentes:

  • Aminoácidos alifáticos: glicina, alanina, valina, leucina e isoleucina.
  • Aminoácidos con funciones de alcohol: serina y treonina.
  • Aminoácidos con azufre: cisteina, cistina y metionina.
  • Aminoácidos ácidos: ácido aspártico, asparagina, ácido glutamínico y glutamina.
  • Aminoácidos básicos: lisina, hidroxilisina, arginina, histidina.
  • Aminoácidos aromáticos: fenilalanina, tirosina y triptófano.
  • Aminoácidos con nitrógeno intracíclico: prolina e hidroxiprolina.

También existe un pequeño grupo de aminoácidos que no están presentes en la constitución de proteínas, ellos son el ácido y-aminobutírico, la ornitina, la citrulina y la B-alanina.

Las necesidades proteicas se determinan según la edad y el sexo, ya que no todas las personas precisan la misma cantidad de nitrógeno o consumir la misma cantidad de proteínas.

  • Recién nacido: en esta etapa y hasta el año de vida la leche materna es la que le provee las cantidades necesarias, al igual que la calidad para su desarrollo.
  • Niños en etapa preescolar y escolar: la necesidad proteica es menor que la de los recién nacidos, pero en la etapa de la pubertad se debe incrementar debido al cambio hormonal que se produce en el organismo.
  • Mujer embarazada: las necesidades proteicas en esta etapa de la mujer son obvias, ya que para la formación y desarrollo de los tejidos maternos y el crecimiento del feto se prescinde de ellas.
  • Mujer lactante: en esta etapa de la mujer, a través de la leche materna transporta una significativa cantidad y calidad de proteínas al bebé recién nacido.
  • Convalecencia: luego de una afección o una cirugía el organismo requiere un incremento de nitrógeno para restaurar los tejidos deteriorados.

Los alimentos en donde se halla mayor cantidad de estos aminoácidos esenciales son:

  • Origen animal: pollo, pescado, carne vacuna, carne de cerdo, huevos, lácteos y sus derivados.
  • Origen vegetal: legumbres, soja, semillas y frutos secos.

Foto: Gracias a René Ehrhardt