Los beneficios de comer pescado

merluza

Los pescados se clasifican según su contenido en grasa: pescados grasos o azules, pescados semimagros y pescados magros o blancos.

Pescados grasos o azules

Poseen un contenido en grasa de hasta un 10%. La grasa se acumula debajo de la piel y en la pulpa oscura del pescado, además es rica en ácidos grasos poliinsaturados. En este grupo de pescados encontramos la sardina, atún, anguila, boquerón, caballa, chicharro, palometa, pez espada.

Pescados semimagros

Tienen un contenido graso de hasta un 6%. Los pescados a los que hacemos referencia son el besugo, dorado, lubina y salmón.

Pescados magros o blancos

Su nivel de grasa no es superior a los 2,5%. Las grasas varían de una especie a otra. El pescado que menos lípidos contiene es el bacalao (0,2%). Su grasa se almacena en el hígado ya que viven en regiones profundas y se trasladan muy poco de un lugar a otro. Otros de los pescados blancos son la merluza, el lenguado, el gallo y el rape.

El pescado en general se asimila fácilmente. Es rico en proteínas (lisina y triptófano), vitaminas (A, B, D y E) y minerales (calcio, hierro, fósforo, sodio, potasio, yodo).

Los beneficios de comer pescado son:

  • Poseen un elevado valor nutritivo gracias a todos sus aminoácidos fundamentales para el organismo.
  • Son de fácil digestión.
  • Tienen pocas calorías.
  • Las grasas de los pescados azules son beneficiosas para la prevención de infartos y arteriosclerosis.
  • Contienen las vitaminas esenciales para la nutrición del hombre, destacándose la sardina.
  • Su ingesta frecuente produce una mayor esperanza de vida.
  • Las sardinas enlatadas y el pescado frito son un excelente manantial de calcio y fósforo. Los mariscos tienen pocas calorías y en ellos abundan las proteínas y los minerales (calcio, hierro, potasio, yodo).

Foto: Gracias a jlastras