La alimentación en la menopausia

alimentación de la menopausia

La menopausia es la falta de estrógenos en la mujer y como consecuencia la interrupción de la ovulación, y se produce entre los 40 y 50 años de vida.

En esta etapa de la vida de la mujer se producen grandes cambios orgánicos, entre ellos el aumento de peso, localizándose la grasa en la zona abdominal y exponiendo el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares por lo que debe prestar mucha atención a la alimentación en la menopausia. También se pueden originar perdida de calcio, por lo que el consumo de calcio debe ser extra.

Como debe ser la alimentación en la menopausia

La alimentación a partir de los 40 años debe basarse de manera prioritaria en el consumo de los vegetales y bajar las ingestas de hidratos de carbono (pan, pastas, arroz, legumbres, patatas). Las frutas y las verduras crudas constituyen una alimentación rica en vitaminas, minerales y fibras.

Con respecto a las grasas, se deben evitar las que son de origen animal ya que al ser saturadas elevan los niveles de colesterol y fomentan el desarrollo de arteriosclerosis. La ingesta de grasas de origen vegetal (aceite de oliva, semillas, frutos secos) debe ser más elevada ya que al ser grasas insaturadas contribuyen en la reducción del colesterol en sangre.

Los alimentos dulces deben consumirse muy de vez en cuando ya que los azúcares y sus calorías perjudican al organismo, y más aún si se padece de obesidad, diabetes o dislipemias.

Como lo mencionamos al principio, el consumo de calcio debe ser fundamental en la alimentación en la menopausia para prevenir la osteoporosis postmenopáusica. Se recomienda hacer 3 ingestas de leche o sus derivados por día.

Foto: Gracias a AMagill