Consejos para empezar una dieta

balanzas

Ingerir un caramelo ácido minutos antes del almuerzo y la cena, beber diariamente entre 2 ½ a 3 litros de agua mineral con o sin gas, infusiones sin azúcares o con edulcorantes, bebidas bajas calorías, aperitivos de hierbas bajas calorías, caldos desgrasados o bajas calorías. Consumir los mismos en cualquier momento del día y de cada comida.

En el comienzo del almuerzo o cena podemos consumir un caldo o sopa de verduras, los cuales pueden estar acompañados de una cucharada de salvado de trigo de avena más una cucharadita de germen de trigo o levadura de cerveza en polvo. Así obtenemos mayor volumen y provocamos más sensación de saciedad con pocas calorías.

Como condimento o aderezo incluir aceite en crudo y en moderadas cantidades, en caso de cocción utilice rocío vegetal en aerosol.

Realice actividad física en forma regular, así podrá bajar de peso y mantenerse. Una forma de hacerlo es realizando caminatas las cuales le serán placenteras y relajantes. Lo más recomendable es un plan progresivo en personas que no hayan realizado actividad física durante mucho tiempo.

El descenso de peso es un proceso que lleva tiempo, así que no se obsesione con la balanza, pésese una vez a la semana y hágalo siempre en el mismo lugar y con la misma ropa.

Foto: EdgardBerendsen