Comer despacio ayuda a ingerir menos calorías

comer despacio

Al comer rápido no le damos tiempo necesario a nuestro organismo para reconocer que está satisfecho, ya que el cerebro recibe una señal que tarda alrededor de quince minutos en llegar al mismo, informándole que la persona ha comido demasiado, pero si lo ha hecho con suma rapidez la señal llega demasiado tarde al cerebro.

¿Por qué debemos comer despacio?

De esta forma, se sigue comiendo sin control y se aumenta el número de calorías. Otra de las consecuencias de comer rápido es la distensión del aparato digestivo provocando la inflamación abdominal. De esta manera no se disfruta del sabor de las comidas, impide una buena digestión y a su vez colabora con el aumento de peso.

¿Qué actitud hay que tener a la hora de alimentarnos?

  • Comer despacio, apoyar los cubiertos en la mesa entre bocado y bocado, y mastique aproximadamente 20 veces cada uno.
  • Sentarse siempre a la mesa, no directamente a la bandeja.
  • Evitar comer parado, ni mirando televisión, leyendo o sentado frente a su ordenador.
  • Evitar comer alimentos directamente de su nevera, envase o fuente.
  • Elegir alimentos más bien frescos y de temporada.
  • Optar por la comida casera.
  • Darle prioridad a la calidad de la comida que a la cantidad.
  • Disfrutar y degustar todas las sensaciones que nos brindan los alimentos.
  • Reunirse a comer con la familia o con amigos, esto le ayudará a darle tiempo entre bocado y bocado ya que hablar con otra gente lo beneficiará en el ritmo de la alimentación, éste será más lento y a su vez evitará pensar únicamente en la comida.
  • Por último incorporar en su rutina diaria actividades que lo ayuden a conectarse con su interior; por ejemplo practicar yoga o meditación, leer un libro, etc.

Cambiar de actitud frente a las comidas le ayudará a consumir menos calorías, aportará los nutrientes necesarios para su organismo y tendrá mejor energía todos los días.

Foto: zozo2k3