Evitar la hipertensión arterial

hipertensión arterial

Una de las causas de la hipertensión arterial es la ingesta abundante de sal. Tanto para los hipertensos como para los que no lo son, siempre es aconsejable reducir el consumo de la sal en las comidas o evitar los alimentos que posean altas concentraciones de sal (conservas, embutidos, etc.).

En reemplazo de la sal se pueden utilizar otras especias, hierbas aromáticas, zumo de limón, ajo o cebolla (fresco o en polvo).

Los alimentos que debemos evitar para evitar la hipertensión arterial son:

  • Carnes (cocidas o crudas con sal).
  • Pescados y aves en conserva.
  • Tocino ahumado.
  • Jamón y fiambres procesados.
  • Salchichas.
  • Sardinas.
  • Quesos salados.
  • Comidas en conserva.
  • Comidas congeladas.
  • Galletas saladas.
  • Refrigerios salados.
  • Sopas en lata y en polvo.
  • Cubitos de caldo.
  • Mezclas de condimentos.
  • Aderezo de mostaza.
  • Salsa de soja.
  • Barbacoa.
  • Aceitunas.
  • Preparados de cacao.
  • Agua con gas.

Además debemos limitar el consumo de mariscos, hígado, corazón, riñón y manteca de maní.

Como último consejo, uno de los mejores remedios en el tratamiento de la hipertensión es realizar una dieta reducida en sal y grasas saturadas, mantener un peso ideal y limitarse en el consumo de alcohol.

Sólo es cuestión de acostumbrarse a degustar sabores menos salados, y luego persistir con este nuevo gusto.

Foto: Gracias a Sandy Austin