Nutrientes que elevan las defensas del organismo

elevar las defensas del organismo

Los motivos más comunes para que nuestras defensas bajen son los cambios de temperatura y el mal descanso. Para evitar que estos factores debiliten nuestro organismo, además de cambiar hábitos y situaciones cotidianas, debemos tener una alimentación apropiada para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Qué hacer para elevar las defensas del organismo

Para reforzar nuestro sistema inmunológico debemos tener constancia en el consumo de vitaminas y minerales a través de una dieta balanceada. Esas vitaminas y minerales que más necesitamos son:

  • Vitamina C: Incrementa la elaboración de interferón y colágeno, ayudando a la conservación de las defensas naturales contra las infecciones. Alimentos ricos en este nutriente: cítricos, guayaba, kiwi, piña, melón, fresas, tomates, pimientos, etc.
  • Vitamina E: El consumo usual de esta vitamina refuerza el sistema inmunológico. Alimentos ricos en este nutriente: aceite de trigo, aceite de soja, aceite de oliva, cereales o granos, vegetales de hojas verdes y frutos secos.
  • Vitamina A: Realiza un importante papel en las infecciones y en la conservación de las defensas naturales. Alimentos ricos en este nutriente: hígado, huevos, lácteos y sus derivados.
  • Demás vitaminas: La falta de vitaminas del grupo B pueden provocar la disminución de defensas en el organismo. Alimentos ricos en este nutriente: alimentos de origen vegetal (frutas y verduras, frutos secos, legumbres, cereales), alimentos de origen animal (carne y vísceras, pescados y mariscos, huevos y productos lácteos).
  • El ácido fólico: Se localiza mayormente en verduras de hojas verdes, legumbres verdes, frutas, cereales e hígado.
  • La vitamina B12: Tiene su mayor concentración en el hígado y los mariscos, encontrándose también en la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos.
  • Hierro: La carencia de hierro es parcialmente habitual y perjudica especialmente a jóvenes y mujeres embarazadas, reduciendo la reproducción celular y las defensas. Alimentos ricos en este nutriente: carnes, pescados, hígado, huevo, y en menor cantidad, lácteos.
  • Zinc: La falta de zinc es común en niños, mujeres embarazadas y lactantes, ancianos y personas vegetarianas o que hacen dietas bajas en calorías. También influye el consumo de tabaco. Su carencia repercute principalmente en la respuesta inmunológica. Alimentos ricos en este nutriente: hígado, mariscos, semillas de calabaza, legumbres, frutos secos, carnes, pescados, huevos, lácteos y cereales.
  • Selenio: La carencia de selenio produce una disminución en la función bactericida de las defensas naturales frente a ciertas toxinas. Alimentos ricos en este nutriente: pescados, mariscos, carne, cereales, huevos, frutas y verduras.

Foto: Gracias a Cirofono