Propiedades alimenticias de la sandía

propiedades alimenticias de la sandía

La sandía es un alimento rico en vitamina A con aspecto de carotenos. El caroteno dominante en la sandía es el licopeno (colorante que da color a la fruta). El licopeno es un elemento con propiedades medicinales muy favorables para el organismo, entre las que se destacan:

Algunas propiedades alimenticias de la sandía

  • prevención de diferentes tipos de cáncer,
  • reducción del colesterol.

Una vez ingerido, el organismo convierte el licopeno en vitamina A. Esta vitamina al ser antioxidante puede colaborar en la prevención de varias enfermedades y extender la vida.

En mucho menos cantidades, otra vitamina que posee la sandía con propiedades antioxidantes, es la vitamina C, la cual colabora en la formación del colágeno de la piel y en la regeneración de tejidos.

También posee vitaminas del grupo B, destacándose la piridoxina (vitamina B6) cuya labor principal dentro del organismo es regular el sistema nervioso. Otra vitamina que contiene es la niacina (vitamina B3) esencial para las células productoras de energía, ayudando a conservar los niveles bajos de colesterol, disminuir la hipertensión, preservar el aparato digestivo y proporcionar un buen estado de la piel.

Otra de las riquezas de la sandía son los minerales, en especial el manganeso, importante para la constitución de los huesos, para el sistema nervioso y para servirse de las proteínas. Posee también suficiente potasio que contrapesa el sodio y aumenta la orina permitiendo eliminar el agua sobrante del organismo.

La sandía tiene un alto contenido de agua, consumirla en épocas de calor calma la sed y evita la deshidratación, además de reforzar nuestras defensas.

Foto: Gracias a fab4chiky