Consejos para tener un corazón saludable

corazón saludable

Mantener un corazón saludable

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en las personas. Para reducir el riesgo de enfermarse del corazón se deben aplicar cuatro conductas en nuestra alimentación:

  1. Menos grasa.
  2. Menos sodio.
  3. Menos calorías.
  4. Más fibra.

Menos grasa: ciertas grasas pueden causar afecciones del corazón. Las mismas proceden de alimentos derivados de los animales (carne, leche, queso) o de alimentos elaborados con aceites de coco y palma; por lo que se recomienda comer menos de estos alimentos.

Menos sodio: el consumo de sodio en la dieta es necesario, pero no debe abusarse del mismo. Consumir menos sodio ayuda a regular la presión de la sangre y a su vez disminuir el riesgo de una enfermedad cardiovascular. Evitar el uso de la sal en las comidas contribuye a la causa.

Menos calorías: el consumo indiscriminado de calorías conduce hacia la obesidad y como consecuencia de la misma afecta el corazón. Realizar una alimentación sana y baja en calorías descarta esta posibilidad.

Más fibra: ingerir alimentos con más cantidad de fibra (frutas y granos).

Para tener una buena selección de estos alimentos hay que fijarse en las etiquetas de los mismos. En ellas encontrará la siguiente información:

  • Grasa total.
  • Grasas saturadas.
  • Grasas trans.
  • Colesterol.
  • Sodio.

A la derecha de cada nutriente figuran los porcentajes. Una cifra menor a 5% en grasas saturadas, colesterol y sodio significa que el alimento es bajo en estos nutrientes, lo cual confirma que es bueno para la salud.

Foto: Gracias a Mykl Roventine