Cómo prevenir la obesidad infantil

Cómo prevenir la obesidad infantil

Los riegos de la obesidad infantil son más graves que la de un adulto ya que desgasta el organismo del niño en forma rápida y desde muy pequeño.

Aparte de los riesgos que corre la salud, la obesidad infantil acarrea consecuencias psicológicas, sociales y emocionales en la gran mayoría de los niños que sufren esta enfermedad.

 

Consejos para prevenir la obesidad infantil

Para evitar este trastorno alimenticio en niños es de suma importancia que los padres eduquen a sus hijos con respecto a cómo llevar una alimentación sana. Deben tener en cuenta lo siguiente:

  • Acostumbrar a que los niños realicen 4 comidas diarias.
  • Ofrecerles una alimentación variada.
  • Enseñar a los niños a moderarse en las comidas, que coman sólo cuando tienen hambre y no por gusto o aburrimiento.
  • Instruir a los niños a que coman despacio y disfruten de la comida.
  • Elegir como bebida principal el agua y evitar las bebidas gaseosas y azucaradas.
  • Hacer que realicen algún ejercicio para que puedan eliminar los residuos grasos y las calorías.
  • Restringir el uso de la televisión y del ordenador para prevenir que los niños estén quietos en sus horas de ocio.
  • Evitar ofrecer, como premios, regalos o beneficios; golosinas o alimentos con demasiada concentración de azúcar.
  • Predicar con el ejemplo ya que los hábitos familiares son de gran ayuda para prevenir la obesidad infantil.

Foto: Gracias a PIYOYI